Los hoteles no dependerán de sí mismos para recuperarse

23 de Mayo 2020

El pago de este recargo ocasiona la recuperación lenta de la inversión inicial

La conectividad aérea y terrestre, así como la apertura de los destinos, son esenciales para esta actividad.

POR: MARÍA CAMILA PÉREZ GODOY. Por Portafiolio.co

La esperanza de volver a alojar turistas es aún incierta para los hoteles del país. Este sector, en particular, cuenta con el agravante de que su funcionamiento depende directamente de la recuperación gradual de otros negocios de la cadena.

(Lea: Nuevos convenios para hospedar al personal médico)

Luego de empezar enero (57,5%) y febrero (59,9%) con más de la mitad de los alojamientos ocupados, los confinamientos ordenados en marzo tuvieron las primeras consecuencias sobre la ocupación (29,5%).

(Lea: ProColombia ya trabaja en el plan de reactivación turística)

Según los cálculos de Cotelco con corte al mes de abril, fueron cerca de $2 billones lo que se dejó de recibir por la disminución en las ventas. Asimismo, con el 80% de los establecimientos cerrados la ocupación se situó en niveles históricos (2,7%), poniendo en riego, además, 110.000 empleos.

“La situación de la industria hotelera es cada vez más crítica y el apoyo que prometió el Gobierno en cuanto a créditos, nunca llegó. Mientras no se autorice el transporte aéreo nacional e internacional, no hay ninguna posibilidad de generar ingresos”, asegura Juan Carlos Galindo, presidente de OxoHotel.

Y es que luego de que esta semana la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, confirmara que la operación de vuelos nacionales funcionaría hasta después de junio, y la de internacionales hasta el 31 de agosto, el panorama para los hoteles se complica.

“Como señaló el Secretario General de la Organización Mundial del Turismo, es necesario pasar de las palabras de apoyo a las acciones. El transporte, tanto aéreo como terrestre, es fundamental para el funcionamiento de nosotros. Ningún hotel resiste más el cierre de la conectividad que permita la movilización de pasajeros”, resaltó Gustavo Toro, presidente de Cotelco.

Por su parte, Santiago Álvarez, director ejecutivo de Latam Colombia advirtió que “es preciso mencionar que la industria aérea aporta más de US$ 7.500 millones al PIB y genera 600.000 puestos de trabajo, de los cuales gran parte corresponden al sector turismo, por lo que resulta prioritario que todos los actores involucrados trabajemos en conjunto para asegurar una reactivación”.

No obstante, a pesar de la fuerza para la mejora paulatina de la actividad, hay otro factores que dependen propiamente del avance de la emergencia. “Son periodos difíciles porque tenemos que volver a iniciar para convencer a los pasajeros de que volar en los aviones va a ser seguro, que la probabilidad de contagio va a ser sumamente reducida”, resalta Alfonso Ávila, presidente de Easyfly.

En este sentido, “hasta que no haya vacuna no se verá la recuperación real, la gente no va querer viajar por ocio, solamente lo hará por motivos laborales. Entonces hasta que eso pase, tenemos que ser muy estrategas para subsistir”, dice Daniel Cabrales, gerente del Hotel Zuana de Santa Marta.

SIN OTROS SECTORES

La oferta turística de las regiones que se define a partir de las particularidades de los destinos son las que mueven el deseo de las personas de viajar. Con el cierre de estos, la repercusiones sobre la hotelería son evidentes.

“Tenemos destinos que se han venido consolidando gracias al funcionamiento de parques temáticos como lo es el Eje Cafetero con el Parque del Café. Alrededor de ellos se ha venido consolidando la industria hotelera, tanto que las haciendas cafeteras se convirtieron en haciendas de tipo hotelero debido a las visitas de todos los años”, destacó Ángela Díaz, presidente de Acolap.

Hace dos semanas Cotelco proyectaba que si el sector iniciaba su recuperación gradual en junio, con el transporte aéreo retomando su actividad y estímulos para incentivar la demanda doméstica, le tomaría un poco más de un año para alcanzar el equilibrio financiero. “La recuperación se prevé que será lenta, con lo cual el año cerrará con una ocupación promedio anual del 30%, la mitad de 2019”, dice el gremio.

“Con las medidas anunciadas por el Presidente esta semana, muchos hoteles han decidido terminar los contratos de sus colaboradores porque no ven una vía de recuperación. En febrero éramos el segundo petróleo y ahora no vemos una salida clara.

Nos costó mucho trabajo posicionar al turismo como un renglón importante de la economía y hoy estamos relegados a ser el último en abrir, dice Luz Stella Florez, gerente de dos hoteles Dann.

Finalmente, esta industria es a su vez un servicio que complementa la oferta de otros campos. “El sector hotelero para las agencias de viajes es parte fundamental en el empaquetamiento, así como también lo son el transporte aéreo y los demás actores de la cadena como los guías. Sin conectividad será difícil que los hoteles y las agencias de viajes puedan empezar a operar, dependemos de ella para llegar a los destinos”, resalta Paula Cortés, presidente de Anato.

No hay comentarios

Agregar comentario