Opinión. Remesas contagiadas. Por Francisco Miranda Hamburger

26 de Mayo 2020

BRÚJULA. PORTAFOLIO

De acuerdo con el Banco Mundial, en 2020 estas transferencias se reducirían en un 19,3% para los países de Latinoamérica y el Caribe.

Otra de las áreas de impacto de la pandemia del coronavirus son las remesas que los colombianos en el exterior envían a sus familias. El monto en el mes de abril fue de US$353 millones, una caída de la mitad frente a marzo y de un 38% en comparación con el mismo mes del año pasado.

Esa reducción era de esperarse ante los efectos que la lucha contra la covid-19 está generando en los mercados laborales de las principales economías del mundo. En dos de los países donde hay mayor número de inmigrantes colombianos, EE. UU. y España, el panorama del empleo luce muy complicado. En especial para trabajadores extranjeros, y en muchos casos indocumentados, cuyos puestos de trabajo son vulnerables.

La caída en las remesas de los inmigrantes es un fenómeno global. De acuerdo con el Banco Mundial, en 2020 estas transferencias se reducirían en un 19,3% para los países de Latinoamérica y el Caribe debido al coronavirus. Esto constituye un freno en seco ya que el año pasado estos montos habían aumentado más del 7%.

Aunque la economía colombiana no es tan dependiente de esos ingresos como otros países de la región, el año pasado las remesas alcanzaron una cifra récord de US$8.248 millones, una disparada del 17% frente a 2018. Uno de los factores de este aumento era precisamente la baja tasa de desempleo en EE. UU. y en la población latinoamericana en ese país, así como la dinámica positiva de su economía.

No hay nada que desde Colombia se pueda hacer para mejorar la situación laboral de los compatriotas en el extranjero. Sus familias dependientes en el país ya deben estar sufriendo la baja en los montos así como debieron detener adquisiciones de viviendas y otros bienes.

Mientras las reactivaciones económicas sigan su marcha en EE. UU., España y demás países con inmigrantes colombianos, habrá esperanza que muchos retomen sus niveles de ingresos y otros recuperen sus trabajos. La bonanza de las remesas ya no vendrá en este 2020.

FRANCISCO MIRANDA HAMBURGER

No hay comentarios

Agregar comentario