MOVILIDAD SEGURA PARA LOS HÉROES EN LA VÍA QUE SIGUEN CONECTANDO VIDAS



24 de Mayo 2020

  • Entre las medidas para evitar el contagio y propagación del COVID-19 están: la limpieza de las sillas de buses y vehículos, la ubicación de un trabajador por puesto evitando el sobrecupo y el uso obligatorio del tapabocas, guantes y gafas de protección.
  • Con estas acciones se busca proteger del virus tanto al personal que está retomando sus labores, como la de usuarios de las vías y de los habitantes de las zonas aledañas a las obras.

Bogotá, D.C, 23 de mayo de 2020 – (@ANI_Colombia) – Una movilidad segura se viene implementando para los trabajadores de los proyectos a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), para prevenir el contagio del COVID-19 y asegurar el bienestar y protección de todos los colaboradores, usuarios de las vías y de los habitantes de las zonas aledañas a las obras.

Cada uno de los proyectos de infraestructura concesionada ha venido implementando los protocolos de bioseguridad exigidos por el Gobierno nacional para la reactivación de las obras.

Con estas medidas se busca proteger tanto al personal que está retomando sus labores, como a los de usuarios de las vías y los habitantes de las zonas de las áreas de influencia de las concesiones.

Para el Vicepresidente de Planeación, Riesgo y Entorno de la ANI, Diego Morales, las medidas de bioseguridad en el transporte de los trabajadores, hacen parte fundamental del conjunto de acciones para evitar el contagio y la propagación del COVID-19.

“La Agencia Nacional de Infraestructura junto con las interventorías supervisaremos el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en cada uno de los frentes de las obras. Además, seguiremos brindado las condiciones para que los corredores viales del país se mantengan en operación y en perfectas condiciones para asegurar el abastecimiento de alimentos, medicina, productos de primera necesidad y así mismo aportar en la reactivación de la economía”, sostuvo Morales.

Protocolos

Teniendo en cuenta que en la mayoría de los proyectos se cuenta con vehículos para el transporte del personal hacia los frentes de obra, se establecieron varias medidas.

Entre estas acciones se encuentran: realizar actividades de limpieza con desinfectantes o alcohol al 70% en los buses y vehículos cada vez que las personas desciendan, retirar de éstos todos los adornos (muñecos, gomas, etc.) y ubicar un trabajador por puesto evitando el sobrecupo; para ello, se sugiere permitir una persona por fila ubicándose en zigzag. 

Así, la cantidad de personas en los vehículos de transporte de personal, de acuerdo con el número de asientos es: en buses de 42 asientos, 20 pasajeros; en buses de 37 asientos, 18 pasajeros; en buses de 27 asientos, 11 pasajeros; y en microbus de 19 asientos, 9 pasajeros.

Adicionalmente, el protocolo exige el uso de mascarilla (tapabocas convencional), protecciones para los ojos (gafas o caretas) y guantes desechables.

De esta manera, lo viene implementando la Concesión Autovía Bucaramanga –Pamplona, que está transportando por turnos a sus trabajadores desde sus sitios de residencia hacia los puntos de obra.

“Se está cumpliendo con las resoluciones; todo el personal se transporta con sus tapabocas y con el debido distanciamiento. También se lleva el control del lavado de llantas, de manijas y de volantes de los vehículos, entre otros”, detalló Luis Eduardo Rodríguez, de la empresa Ingeandina, interventor del proyecto Bucaramanga- Pamplona.

Además, para la protección de los ojos, las autoridades sugieren el uso de gafas de montura universal con protección lateral, para evitar el contacto de boca, nariz y ojos con superficies contaminadas. Durante la movilización en los buses o vehículos, los pasajeros deben permanecer con estos elementos.

Cabe recordar que los protocolos de bioseguridad se aplican también en los puntos de obra, donde también rigen estrictos requisitos como la toma de temperatura corporal, la prohibición de aglomeraciones, evitar el contacto físico, la desinfección de equipos y herramientas de trabajo, entre otras.

El reinicio gradual de obras permite que de forma segura el país retome la construcción de los proyectos de infraestructura de transporte concesionada, que permite seguir conectando el país y generar cientos de empleos para los colombianos.



No hay comentarios

Agregar comentario