EEUU acusa a un académico chino en un nuevo ataque a Huawei

09 de Septiembre 2019

El logotipo de Huawei aparece en la feria IFA en Berlín, Alemania, el 6 de septiembre de 2019. REUTERS/Aníbal Hanschke

(Reuters) – Fiscales estadounidenses han acusado a un profesor chino de fraude por tomar supuestamente tecnología de una empresa californiana para beneficiar a Huawei, en un nuevo ataque al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones.

Bo Mao fue arrestado en Texas el 14 de agosto y liberado seis días después con una fianza de 100.000 dólares después de que accediera a continuar con el caso en Nueva York, de acuerdo con documentos del juzgado.

El 28 de agosto se declaró inocente en el Tribunal del Distrito de Brooklyn de un delito de conspiración para cometer fraude electrónico.

Según la denuncia, Mao firmó un acuerdo con la empresa de tecnología californiana para obtener su placa de circuitos, alegando que era para investigación académica.

Sin embargo, en la denuncia se acusa a un conglomerado chino de telecomunicaciones no identificado, que según fuentes es Huawei, de intentar robar la tecnología, y alega que Mao desempeñó un papel en su supuesto plan. Un documento de la corte también indica que el caso está relacionado con Huawei.

El nombre de Mao, profesor asociado de la Universidad de Xiamen en China, que también se convirtió en profesor visitante en una universidad de Texas el pasado otoño, apareció en los medios por primera vez como parte de un caso civil en Texas entre Huawei y CNEX Labs Inc, una empresa de Silicon Valley.

En diciembre de 2017, Huawei demandó a CNEX y a un antiguo empleado, Yiren Huang, por robar secretos comerciales. Huang, exdirectivo de ingeniería de una filial estadounidense de Huawei, ayudó a fundar CNEX en 2013, tres días después de dejar la empresa.

Como parte de sus contrademandas, CNEX dijo que Mao había pedido una de sus placas de circuitos para un proyecto de investigación y que, después de enviar la placa al profesor, la utilizó para un estudio relacionado con Huawei.

Ese caso terminó en junio con un veredicto en el que no se reconocía la compensación de daños o perjuicios.

Un jurado no encontró pruebas de que CNEX robara secretos comerciales, pero decidió que Huang violó su contrato de trabajo al no notificar a la compañía de las patentes que obtuvo en el plazo de un año desde que salió de la empresa.

Sin embargo, el jurado determinó que Huawei no sufrió daños y no otorgó ninguna indemnización por daños y perjuicios. El jurado también falló que Huawei se apropió indebidamente de un secreto comercial de la CNEX, pero tampoco otorgó daños y perjuicios por esa demanda.

CODIGO-FUENTE-INFORMATIVA5

TwitterLinkedInWhatsAppFacebook

No hay comentarios

Agregar comentario