Gas natural vehicular, la solución real para la industria colombiana

17 de Diciembre 2019

Los automotores dedicados a gas natural se convierten en una alternativa de transporte sostenible.

CONTENIDO PATROCINADO 16 de diciembre 2019 , 11:55 p.m.

Gracias a los beneficios ambientales, técnicos y económicos que ofrece el gas natural vehicular (GNV), cerca de 150 tractocamiones y más de 1.000 buses 100% a gas natural ruedan por las carreteras del país, ofreciéndoles a sus operadores diversas ventajas, entre las que destacan economía en el combustible, óptimo desempeño técnico y una importante contribución al ambiente.

Temas relacionados

PUBLIREPORTAJE 11:55 P.M.

Más de 55 mil emprendedores han sido impactados por MacondoLab

PUBLIREPORTAJE 09:50 A.M.

Universidad de Cartagena se fortalece financiera y académicamente

PUBLIREPORTAJE DIC 13

Viva cerca al mar y en Barranquilla

Esto es posible gracias a que el GNV ha ganado un importante terreno entre los transportadores nacionales en el transcurso de los últimos años, yendo más allá del tradicional mercado de los taxis y los vehículos livianos o particulares, un segmento en el que, vale la pena mencionar, actualmente son más de 250.000 los automotores convertidos que circulan en Colombia, de acuerdo con cifras entregadas por el Gobierno nacional.

Así, hacer uso de vehículos a gas natural es la gran apuesta que los transportadores, tanto de vehículos de carga como de pasajeros, han venido haciendo en la búsqueda de alternativas que mejoren su competitividad dentro del mercado, al tiempo que generan importantes aportes al medio ambiente.

Los datos dan cuenta de disminuciones de hasta un 99% en las emisiones de material particulado PM 2.5, principal causante de las contingencias ambientales en capitales colombianas como Medellín, con cifras alarmantes de contaminación en los últimos años.

Además, el uso de vehículos con motores diseñados para operar únicamente con GNV, también denominados automotores dedicados, presenta disminuciones de cerca del 35% en emisiones de dióxido de carbono.

También es importante destacar que detrás de esta expansión se encuentran más de 700 estaciones de servicio y 30 años de historia que soportan la existencia de una industria consolidada, preparada para atender las necesidades de transportadores y generadores de carga mientras se genera un importante beneficio ambiental para el país.

Convencidas de lo anterior, diferentes compañías de las industrias avícola, cementera y de alimentos adelantan la cada vez más frecuente contratación de transporte verde para la movilización de su mercancía en diferentes zonas del país, demostrando así su compromiso con la sostenibilidad.

2

Foto:Ventajas a todo gas

El gas natural vehicular es una realidad disponible para los empresarios del transporte y generadores de carga en el país gracias al desarrollo que ha tenido esta tecnología. Proveedores con tecnología americana como Kenworth, europea como Scania e Iveco, y asiática como FAW y Sinotruk, incluyen en la actualidad en su portafolio un buen número de vehículos diseñados para operar exclusivamente con GNV, contando con todo el respaldo y el servicio postventa requerido a nivel nacional.

Dichas marcas, de paso, han comprobado la reducción del gasto de combustible en niveles superiores al 30% en comparación con el consumo de diésel, sin afectar el desempeño operativo de sus flotas, accediendo, además, a diversos incentivos implementados por el Gobierno colombiano a favor de la operación con combustibles limpios:

• Arancel especial de hasta un 5% para vehículos dedicados a gas natural.
• Posibilidad de acceder a la exclusión del IVA y descuentos de hasta un 25% del valor del vehículo en el impuesto de renta.
• Con el fin de promover estas tecnologías, los agentes de la cadena del gas natural en Colombia otorgan un bono de descuento para la adquisición de vehículos dedicados a gas natural, promoviendo así la movilidad sostenible con GNV.
• Beneficios de circulación urbana sin restricción para este tipo de vehículos que aplican en ciudades como Medellín y Bogotá, en donde no están obligados a acogerse a medidas como la de pico y placa o limitaciones de circulación en ciertas zonas.

Sumados a estas ventajas es importante mencionar la diminución en los niveles de sonido, mejorando con ello la calidad de vida de los operadores de los vehículos; la imposibilidad de pérdida de combustible y, de paso, de dinero.

Por eso, si un empresario está interesado en obtener información acerca de la oferta de vehículos dedicados a GNV y cómo acceder a los incentivos mencionados, puede contactar al distribuidor del gas de su región: Vanti en Bogotá, EPM en Medellín, Gases de Occidente en Cali y Surtigas en la Costa.

EL Tiempo

No hay comentarios

Agregar comentario