¿CÓMO SE SENTIRÁ LA CAÍDA DEL PETRÓLEO EN SANTANDER? Hidrocarburos

Febrero 14 de 2015

Si bien el presidente Juan Manuel Santos reveló que el ‘golpe’ al PIB del país por la caída de los precios del crudo podría alcanzar los US$4 mil millones, en Santander el impacto se vería por varios frentes: la inversión a futuro, el ‘recorte’ presupuestal en políticas públicas, impuestos y regalías.

Según datos del Gobierno para 2012, el peso del petróleo sobre el PIB del país alcanzaba el 6%, esto excluyendo la renta fiscal generada por el crudo, que supera el 15% anual.

Ahora bien, tanto el Banco de la República como el Gobierno saben que 2015 será un año difícil para las cuentas nacionales. A tal punto que el presidente Juan Manuel Santos indicó que el ‘golpe’ del petróleo sobre el PIB sería de US$4.000 millones, es decir, con datos del 2013, al país sólo por la venta de petróleo le ingresarían aproximadamente $32 billones, cuando en promedio entraban $41 billones. Este podría ser uno de los escenarios del impacto por la caída del precio del crudo sobre las cuentas nacionales.

Pero ¿cómo impacta esto a una región como Santander?

Si bien el departamento recibió aproximadamente $8 billones en 2013, como renta de la industria petrolera, las consecuencias de la crisis internacional del crudo tendrán efectos diversos en la zona.

Uno de ellos será parte de lo que ocurra a nivel nacional. La renta petrolera dejará de llegar de la misma manera al país y los programas a ejecutarse dentro de las políticas públicas del Gobierno tendrán menos ‘elasticidad’ presupuestal y ahí se vería afectado Santander, pero no será el único efecto.

Para Alejandro Martínez, quien fuera presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo durante 20 años, la situación en regiones como Santander será “muy preocupante, porque se juntarán tres factores muy complejos: la reducción en los costos de las empresas, la disminución en regalías e impuestos y la selección cuidadosa de inversiones”.

La cadena

Con la reducción en los costos operacionales de las petroleras, producto de la caída del precio del crudo en 60%, no sólo se afectan las cuentas de las compañías sino que hay una cadena de bienes y servicios que se impacta.

“De tal forma que la demanda caería. Así mismo los contratistas de las empresas petroleras tendrán que recortar internamente sus procesos”, añadió Alejandro Martínez.

Impacto en diferido

Está claro que el movimiento del precio del crudo está generando una gran volatilidad en el mercado internacional, pero esto a mediano plazo no sería tan impactante para proyectos ‘asegurados’ para la región.

“Sabemos que, entre 2015 y 2016 están asegurados algunos recursos para los proyectos de infraestructura que se van a desarrollar en el departamento, pero lo que inquieta es qué pasará después, porque de sostenerse este escenario para las cuentas nacionales, esto puede cambiar”, aseguró el director del Observatorio de Competitividad de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Horacio Cáceres.

La inversión

Otro de los escenarios en los que se vería golpeado Santander es en términos de inversión.

Sobre todo teniendo en cuenta los proyectos que se esperaban para la zona.

El ministro de Minas y Energía, Tomás González, aseguró que la remodelación de la refinería de Barrancabermeja “seguirá en estudio” pero no tiene fecha concreta.

Y aunque esta refinería puede producir 300 mil barriles diarios, las proyecciones del Gobierno no apuntan hacia una respuesta positiva.

Capítulo aparte tiene la situación de los yacimientos no convencionales, a donde apuntaban proyectos en el Magdalena Medio, situación que se ‘embolataría’, si se tiene en cuenta que la producción de crudo en esos yacimientos ha bajado en EE.UU. por ser muy costosos para la industria en medio de la coyuntura actual de precios bajos.

Impuestos y regalías

El impuesto de renta que se recibirá en 2015 no sufriría un ‘golpe’ tan fuerte, pues se calcula sobre los ingresos de 2014. Ahora bien, en 2016 sí habrá un gran ‘hueco’ en la tributación de la renta, porque se haría sobre un barril de petróleo que no supera los US$50.

“En materia de regalías el panorama no es nada bueno, sobre todo si se tiene en cuenta que este dinero se calcula mes a mes y es probable que este año se reduzca a la mitad en comparación con lo recibido en 2014”, señaló Alejandro Martínez.

vanguardia.com

No hay comentarios

Agregar comentario