Norwegian quiere convertir deuda en capital para acceder a préstamo estatal.



10 de Abril 2020

La aerolínea de bajo coste Norwegian presentó este miércoles un plan de conversión de deuda en capital que refuerce el balance de la compañía para poder acceder al grueso de la ayuda económica destinada, por el Gobierno noruego, al sector aéreo por la crisis del coronavirus.

La dirección de la compañía aérea, que ha convocado una asamblea general extraordinaria para el 4 de mayo, pretende cerrar acuerdos con los poseedores de obligaciones, prestamistas, compañías de alquiler de aviones y proveedores para mejorar la situación de la empresa, con problemas económicos desde hace un año.

Norwegian propone que parte de la deuda con bancos, compañías de alquiler y otras acreedores se convierta en acciones de la aerolínea, al igual que todas o parte de las obligaciones.

Una posterior emisión de títulos, con preferencia para los accionistas actuales, y otros instrumentos financieros para convertir “otra deuda relevante” en capital propio completan el plan de la aerolínea para acceder a la ayuda estatal de 3.000 millones de coronas noruegas (268 millones de euros).

“Lo que la dirección propone es fundamental para cumplir las duras condiciones puestas por las autoridades para lograr el préstamo. Nuestro objetivo es poder volver a volar, reabrir nuestras rutas y que nuestros colegas suspendidos de empleo vuelvan a trabajar”, consta en un comunicado.

El consejero delegado de la compañía, Jacob Schram, señaló en el escrito que ya se ha iniciado el diálogo con los acreedores, así como el trabajo para asentar a la “nueva” Norwegian.

La crisis del coronavirus ha agravado la situación de Norwegian, que en 2019 perdió 129 millones de euros por la prohibición temporal de vuelo para los Boeing 737 MAX y los problemas con los motores Rolls Royce, mientras la compañía cambiaba de estrategia para apostar por la rentabilidad en vez del crecimiento.

La tercera aerolínea de bajo coste en Europa tuvo que cancelar el 85 % de sus vuelos y suspender temporalmente de empleo a cerca del 90 % de su plantilla, lo que explica la caída interanual de un 61 % en el número de pasajeros transportados el mes pasado.

El Gobierno noruego presentó a mediados de marzo un paquete de ayudas con garantías de crédito a las aerolíneas por 6.000 millones de coronas (536 millones de euros), la mitad para Norwegian, pero con condiciones especiales por su mala situación económica previa.

Norwegian anunció hace unas semanas un acuerdo con dos bancos nórdicos que le permitirá acceder al primero de los tres tramos del paquete de rescate e ingresar 300 millones (27 millones de euros).

Para poder acceder al resto de la ayuda, Norwegian necesita que sus acreedores renuncien a los intereses y se aplace tres meses el pago de las amortizaciones, además de implementar otras medidas que mejoren su balance.

Por EFE



No hay comentarios

Agregar comentario