El A380F: el otro fracaso de Airbus.

27 de Junio 2019

Ocho años antes de que el primer vuelo comercial de un A380 partiera desde Singapur, Airbus anunciaba al mundo que su futuro avión de dos pisos tendría un modelo para el transporte de mercancías. Este gigante recibió órdenes de compra de grandes compañías de logística como UPS, ILFC y Federal Express. Pero al poco tiempo los directivos cancelaron el proyecto.

Airbus tiene una presencia importante en el mundo de la logística aérea con el A330-200F y el A330-P2F, además del Beluga, concebido para transportar piezas de aviones. Pero no se acerca al predominio de Boeing con las versiones de carga del B747-8, B777 y B767.

Cómo era el A380 de carga

El proyecto del A380F contemplaba que el avión pudiera viajar hasta 10.400 kilómetros, con una capacidad de carga de 150 toneladas y un volumen capaz de albergar 71 palets grandes en tres pisos.

Hubiera sido el carguero comercial más grande del mundo, si exceptuamos al mastodóntico Antonov An-225 Mriya, usado para el transporte de piezas aeroespaciales y con el récord de 189 toneladas transportadas.

La comparación con el B747-8

Para saber qué proyectaban los ingenieros de Airbus, basta comparar con su competidor más cercano, el B747 de carga. Este avión puede volar hasta 7.630 kilómetros y transportar 137,7 toneladas, con una capacidad de 710 metros cúbicos.

El A380F, con espacio para alojar 1.134 metros cúbicos de mercancías habría tenido un volumen de carga un 60% más que el Jumbo, pero la diferencia del peso era de solo un 28% superior.

¿Por qué esta diferencia? Porque el A380 es más pesado que el B747. Y lo mismo habría sucedido con la versión para el mercado logístico.

El A380F habría alcanzado su peso máximo para despegar antes de que su interior estuviera lleno de mercancías. Esto implica que con cuatro motores su coste operativo hubiera sido más elevado, y las empresas de transporte habrían tenido que subir sus tarifas.

Sin embargo llegaron las órdenes

Aunque ya estas cuentas evidencias que no habría sido tan buen negocio, hubo compañías de logística que cursaron órdenes de compra cuando Airbus lanzó el proyecto en 1999.

Federal Express anunció la compra de 10 unidades con opciones a otras 10. Era una orden similar a la lanzada por su competidor UPS: 10+10. En tanto ILFC solicitaba cinco aeronaves para su flota.

Pero llegaron los problemas. Airbus tuvo una demora de dos años para poder lanzar al mercado el primer A380 comercial, y los de transporte habrían llegado –con suerte- para el 2012; y no para el 2010 como se había pactado.

Poca paciencia en la logística

Las compañías no tenían tanta paciencia. En enero de 2007 Federal Express anunció la cancelación de la compra y usó el dinero para comprar 15 B777 de carga, el mayor bimotor de transporte del mundo.

Un portavoz de Airbus lamentaba la decisión pero aseguraba “esperamos que el A380 de carga sea un programa exitoso, aunque sabemos que no tendremos una gran demanda al principio”.

Pero dos meses después UPS también canceló su orden de compra, que estaba valorada en 2.800 millones de dólares. La compañía prefirió invertir un poco más, 3.800 millones, en adquirir 27 B767-300 de carga.

Tras estas dos estocadas, los directivos de Airbus intentaron seducir a compañías como Emirates o Qatar Airways para que adopten al A380F, pero no hubo caso. Al poco tiempo el grupo europeo canceló el programa, aunque cada tanto surgieron rumores de resurrección.

Tras el cierre del programa de aviones comerciales, nadie cree que el A380F pueda existir en el futuro.

Por Cerodosbe

CODIGO-FUENTE-INFORMATIVA5

TwitterLinkedInWhatsAppFacebook

No hay comentarios

Agregar comentario