Dallas Fort Worth cimienta la red aeroportuaria más conectada del mundo.

10 de Noviembre 2019

Con 45 años de existencia, el Aeropuerto Internacional Dallas Fort Worth (DFW) se ha convertido en uno de los superhubs más visitados del mundo.

El DFW se localiza a una distancia de 24 kilómetros al noroeste del centro de Dallas, y a 29 kilómetros del centro de Fort Worth, en el estado de Texas, y se ha transformado en un generador económico para la región norte, produciendo más de 37,000 millones de dólares cada año.

En entrevista con El Economista, Iván Machado, gerente senior de Relaciones Aéreas del aeropuerto, dijo que cada año reciben a más de 73 millones de pasajeros. “Es un punto estratégico, ya que DFW conecta con casi 200 destinos nacionales y 67 destinos internacionales en vuelos sin escalas a nivel mundial”.

El DFW es el aeropuerto más grande de Texas, el segundo más grande de Estados Unidos y el cuarto más grande del mundo, con un área superior a la de la Isla de Manhattan. “El DFW cuenta con cinco terminales identificadas con las letras A, B, C, D y E, operando con gran número de compañías aéreas que cubren gran cantidad de destinos, además de siete pistas aéreas y 164 salas de espera. Además, mueve 911,500 toneladas de productos al año”, mencionó Iván Machado.

La Terminal D se inauguró en el año 2005 y tiene una capacidad para acoger a más de 30,000 pasajeros diarios, y se prevé la construcción de una nueva terminal en el próximos años.

American Airlines ha tenido la expansión más grande en el aeropuerto en más de una década. Hoy ofrece más de 900 vuelos diarios y 9,000 conexiones de una sola escala.

“Las líneas aéreas mexicanas presentes en DFW son Aeroméxico e Interjet”, dijo Machado.

Proyectos

Uno de los grandes proyectos del DFW para el 2020 es el aumento del tránsito hacia Asia, ya que el 29 de marzo iniciarán los vuelos sin escalas de American Airlines al Aeropuerto Internacional de Tokio (Haneda). El equipo que utilizará la aerolínea en la ruta será un Boeing 777-300, con servicio diario y sin escalas. “Con este servicio adicional, la posición del DFW se fortalece y logra que American Airlines continúe siendo la mayor puerta de salida hacia Asia. En el 2019, la aerolínea ha ofrecido cerca de 600,000 asientos desde DFW”.

Tecnología

Desde finales de agosto del presente año, los pasajeros del Aeropuerto Internacional DFW cuentan con mayor información para planear sus viajes, debido a la introducción de la sección TSA Security Wait Times en la aplicación móvil del DFW.

Machado explicó que la aplicación despliega en tiempo real la información sobre la fila de espera para los 15 puntos de control de seguridad del aeropuerto. “Somos de los primeros aeropuertos en ofrecer la información para filas específicas en cada punto de seguridad en pantallas digitales”.

La aplicación es gratuita y está disponible para descargarse en Apple Store y en Google Play Store. Los usuarios que ya cuenten con la app DFW Airport en su dispositivo móvil podrán simplemente bajar la actualización, a fin de usar esta nueva sección.

“La tecnología utiliza sensores instalados en cada punto de seguridad y las áreas circundantes, a fin de medir el tiempo de espera de los pasajeros. Los sensores rastrean el calor y movimiento de una persona para detectar la cantidad de personas que se encuentran en una determinada fila, en qué dirección se están moviendo y a qué velocidad, lo que se traduce en tiempos de espera aproximados. Así el pasajero podrá elegir qué punto o fila de seguridad quiere utilizar a fin de agilizar su paso”, mencionó Machado.

La aplicación móvil del DFW fue lanzada por vez primera en el año 2013, y ha sido descargada más de 400,000 veces, haciéndola una de las aplicaciones de aeropuertos más importantes a nivel mundial. “A través de la app, puedes conocer los detalles de tu vuelo, el clima, y además seleccionar el restaurante, los alimentos y las bebidas donde ordenas con anticipación tus alimentos. También cuenta con mapas para reducir el tiempo de búsqueda de los productos o servicios que requieres”, agregó el gerente.

Sustentabilidad

En el 2018, el DFW recibió la certificación de carbono neutral por tercer año consecutivo, y fue el primer aeropuerto de América del Norte en recibir una acreditación de tres años. Compra 100% de su electricidad de parques eólicos.

El DFW es el primer aeropuerto de carbono neutral en América del Norte, el más grande del mundo. Machado afirmó que “180,000 toneladas de materiales han sido recicladas. El objetivo es reducir al máximo la huella ambiental. Desde septiembre, buscamos eliminar el uso de los popotes de plástico en las instalaciones”.

Por Patricia Ortega – El Economista

CODIGO-FUENTE-INFORMATIVA5

TwitterLinkedInWhatsAppFacebook

No hay comentarios

Agregar comentario