Boeing pierde el 56% de sus ventas a causa del 737 MAX.

12 de Junio 2019

La compañía aeroespacial, Boeing Co ha publicado este martes el descenso de un 56% en las ventas de mayo con respecto al mismo periodo del año anterior. La mayor parte de las entregas del que fuera su modelo más vendido, el 737 MAX, se suspendieron después de que dos de sus aviones sufrieran accidentes que dejaron más de 300 muertos.

Las entregas de la compañía bajaron a los 30 aviones desde los 68 registrados en 2018. En la misma línea, los resultados de la compañía para los primeros cinco meses se mantuvieron en negativo.

La empresa ha sufrido su peor crisis después de que un Boeing 737 MAX de la compañía Ethiopian Airlines sufriera un accidente que dejó 157 muertos. En total fueron dos los desastres que protagonizó este modelo, el otro con la aerolínea Lion Air, en apenas 5 meses y que llegaron a sumar 346 muertes.

Estas son las últimas cifras que la compañía ha presentado tras una actualización de cuentas previa al Paris Airshow, que comenzará la próxima semana. Boeing y el europeo Airbus SE, rivalizan en el mercado de aviones de fuselaje ancho por más de 10 mil millones de dólares en este encuentro internacional de la industria de la aviación.

Boeing se enfrentará al escrutinio de la industria durante este evento comercial que se celebra en París en años impares. Se espera que la compañía responda a cuestiones sobre las entregas, los pedidos y, también sobre la actualización de los polémicos 737 MAX.

El pasado mayo Boeing anunció que había completado la actualización del software del 737 MAX y que esperaba poder acordar con la Administración de Aviación Federal de EEUU (FAA, en inglés) una fecha para llevar a cabo un vuelo de prueba final y completar todo el proceso de certificación.

A principios de junio la FAA reveló un nuevo problema relacionado con la puesta a punto de este modelo. La institución reguladora ha asegurado más de 300 ejemplares de este avión y la generación anterior podrían contener piezas con defectos en su fabricación, y ha lanzado un requerimiento para que estas piezas sean reemplazadas lo antes posible.

Hace unos días desde Boeing confirmaron que la compañía está trabajando con reguladores globales para la certificación del nuevo software que ha desarrollado para este avión. Este paso es imprescindible para la reincorporación del modelo al mercado, después de que las autoridades aéreas suspendieran en la mayor parte del mundo los vuelos del 737 MAX.

Boeing ya ha indicado que está en condiciones de ofrecer la información que le solicitó la FAA, que incluye detalles sobre la interacción de pilotos con los controles y monitores de los aviones en diversos escenarios.

Por El Informador

CODIGO-FUENTE-INFORMATIVA5

TwitterLinkedInWhatsAppFacebook

No hay comentarios

Agregar comentario